Proyecto de casas de Irati

 In turismo rural

Casas rurales en Navarra
Salazar recuperará las Casas del Irati como centro para acoger visitantes

– Se busca “ordenar” el acceso a la Selva del Irati desde Ochagavía para 50.000 personas al año
– El proyecto para reformar dos edificios del siglo XIX, antiguas casas de los guardas, asciende a 2,6 millones de euros
Llevan alrededor de 40 años cerradas, y ahora serán recuperadas para el turismo. La Junta del valle de Salazar proyecta reformar las Casas del Irati, dos grandes edificios del siglo XIX antaño ocupados por el guarderío que vigilaba en la Selva del Irati la labor forestal, la gestión de pastos y las mugas, y convertirlos en un centro de acogida de visitantes.
Con un coste estimado de 2,6 millones de euros, se busca “ordenar” el acceso a la Selva del Irati por Ochagavía, por donde acceden al paraje natural unas 50.000 personas al año (una cifra similar entra por Aezkoa).
El consejero de Cultura y Turismo, Juan Ramón Corpas, visitó ayer el lugar junto con autoridades locales para interesarse por el proyecto. Las Casas del Irati son dos edificios ubicados a la entrada de la Selva del Irati, en la confluencia de los ríos Urtxuria y Urbeltza, junto a la ermita de la Virgen de las Nieves y el pequeño punto de información turística actual.
“Era una actuación perseguida hace tiempo, y muy necesaria. Según hemos hablado, se tendrá que hacer por etapas, pues es una obra que requiere una inversión importante. Será clave que el Gobierno nos la financie al 80%”, explicó el presidente de la Junta del valle de Salazar, Celestino Larrambe Pascualena. “Creo que en 3 años podrá estar todo listo”, agregó.
1.400 m2 construidos
El proyecto ha sido redactado por el estudio Arquitectos Asociados de Mutilva Alta. En la vivienda principal, la antigua casa del guarda (922 m2 de superficie construida total), estará el centro de acogida turística. En su planta baja habrá un punto de información y de alquiler de materiales, un bar, y aseos. En la primera planta, salas para exposiciones, actividades, acogida de grupos, charlas y reuniones. Además, quedará una pequeña buhardilla libre.
La vivienda anexa, antaño casa de cuadras (453 m2 de superficie construida total), será para usos internos. En la planta baja, habrá un almacén y un generador eléctrico. La primera planta, abuhardillada, se mantendrá como pequeño refugio de uso no estable, para casos puntuales de personas que trabajen la madera o turistas.
Para acometer la actuación, se vaciarán los dos edificios, manteniéndose sólo los muros. De momento, el Gobierno foral ya ha subvencionado con 219.000 euros (el 83% de los 260.250 totales) una primera actuación con la que se ha redactado el proyecto, se han hecho nuevos aparcamientos (83 plazas) en el entorno, y ahora se van a adjudicar obras para mejorar los accesos a las Casas del Irati, consolidar dos muros de carga, y arreglar antiguos depósitos de agua, que será conducida también hasta las viviendas.
ASER VIDONDO de diario de Navarra

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search