La trufa , uno de los secretos de tierra Estella. (excursión)

 In actividades en la naturaleza, agroturismo, animales, boletus y frutos silvestres, cocina, costumbres, excursiones, tierra Estella, turismo rural, vacaciones

Casas rurales en Navarra

Tierra Estella se encuentra en la zona media de Navarra, y para mí ( Luismi) , está unido a mi infancia y juventud , puesto que he pasado mucho tiempo en dos pueblos , mis pueblos : Esténoz y Abaigar . Allí he aprendido el amor por la naturaleza y la vida en el campo y también a trabajar, y duro.
Hoy sale una noticia en el diario de navarra , de la zona y encima sale una amiga , María , compañera en estudios ( FP Agroforestal) y también en el turismo rural en estos dos últimos años , en los que nos ha tocado de representantes de nuestras asociaciones de zona e impulsores de la Cooperativa de Turismo Rural de Navarra .María también tiene un agroturismo, casa rural Txandía      

 Os dejamos la noticia.

Trufa, ébano en la falda de Lóquiz

IVÁN BENÍTEZ/CARMEN REMÍREZ . METAUTEN    
  • Une los conceptos de hongo y lujo. A la sombra de las peñas de Lóquiz, en Tierra Estella, crece la trufa negra, exquisitez gastronómica que casa a la perfección con un socorrido huevo frito.
 

María Martínez Etxeberria, de 32 años, sostiene en sus manos trufa de verano. A su lado “Cuca”, la perra de José Antonio Unanua Osés, trufero de Ganuza que les mira, al fondo. IVÁN BENÍTEZ.
 

Huele intensamente. Tanto, que envuelve en espiral al visitante a su llegada al Museo de la Trufa, en Metauten. Mezcla el olor de la tierra mojada, el del viento de campo y el de esos pueblos pequeños que no suman más de cien habitantes. Es pequeña, rugosa, y está cubierta de un leve barniz de lo que un día fue barro. “Para comerla, la trufa hay que lavarla, dejar secar y pelar. Laminarla con un alimento que no mate su olor ni su sabor. Unos huevos fritos, por ejemplo”. Así explica María Martínez Etxeberria, de 32 años, responsable de las visitas al Museo e hija de trufero, el arte de combinar un condimento por el que se llegan a pagar 1.000 euros el kilo. Esto ocurre con su especialidad de invierno (t. melanosporum), que se recoge entre diciembre y marzo, mientras que con la de verano (t. aestivum), entre junio y agosto, los precios se recatan hasta los 80 euros el kilo. María Martínez, de Ollogoyen, cuenta que este fruto de la tierra crece en esta zona y ahora, además, “con una demanda diez veces superior a la oferta”, se cultiva.

La curiosidad por el diamante negro, como se le conoce en la alta cocina, atrae hasta Metauten a turistas de toda España. Especialmente, durante el año, a personas provenientes del País Vasco, que eligen algunas de las casas rurales del entorno. Por 1,50 euros los adultos (1,20 niños, grupos y jubilados) acceden a información de primera mano sobre cómo se recolectan o cómo se usan en la cocina. Previa llamada al 948 51 01 02, se puede concertar asimismo una visita guiada. “A la gente suele gustarle mucho ver cómo se halla la trufa en el campo”, explica Martínez. Con la ayuda de un vecino de Ganuza, José Antonio Unanua Osés, veterano en estas lides, y su perra, Cuca, se puede avistar la forma en que el olfato del animal detecta que de la tierra emanan efluvios a trufa. Una vez localizada, Cuca recibe el premio del pienso. Está adiestrada para no devorarla. “El olor del fruto permite que la encuentren los animales, se la coman y, a través de los excrementos, este hongo se reproduzca y crezca en otros lados”. Bajo Lóquiz y bajo tierra, a la espera de que su aroma hipnotice el próximo olfato.

COMO PROPUESTA…

La Vía Verde del Ferrocarril Vasco-Navarro (discurría entre Estella y Vitoria) ha recuperado el tramo comprendido entre Murieta y Antoñana (Alava) (24 km. aprox.) El trazado de esta vía es prácticamente llano, recomendado para ciclistas y niños

Más información sobre el museo de la Trufa en su web 

Casas rurales Navarra. Turismo rural. Agroturismo Mari Cruz
Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search