Fiare , la banca ética que apoya nuestro ecoagroturismo

 In banca ética, fiare, minireflexiones, REAS, turismo rural

Casas rurales en Navarra

“Son cosas chiquitas.
No acaban con la pobreza,
no nos sacan del subdesarrollo,
no socializan los medios de producción y de cambio,
no expropian las cuevas de Alí Babá.
Pero quizá desencadenen la alegría de hacer,
y la traduzcan en actos.
Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad
y cambiarla, aunque sea un poquito,
es la única manera de probar
que la realidad es transformable”

Eduardo Galeano


Os copiamos parte de la memoria de Fiare.¿ Por que?  Porque son los que apoyaron nuestro proyecto de ecoagroturismo económicamente , y para que conozcáis mejor los proyectos a los que destinan financiación. No es lo mismo guardar nuestros dineros ( el que los tienen ) o tener una cuenta corriente en un banco que con nuestro dinero financia armas ( por ejemplo) , que un banco ( que también te cobra, eh? ) que destina el dinero a personas que sueñan y quieren construir un mundo mejor ( por ejemplo, también , jejeje ).

Compartiendo ganas – Agroturismo Mari Cruz
Presentación de la Memoria de Fiare de estos cinco años

Queridas amigas y amigos
En este informe que podréis leer a continuación presentamos el resultado de nuestros primeros años de trabajo. Hemos querido abrir nuestro corazón, lo más característico de nuestra actividad, aquello que realmente puede cambiar las cosas: dónde se invierte el dinero recogido.
Durante este tiempo, se han acercado muchas personas y organizaciones a presentarnos sus proyectos, sus sueños, y sus necesidades, y ver si podíamos contribuir a construirlos. No siempre hemos podido o sabido hacerlo. Y por ello, pedimos sinceras disculpas. No todo es achacable a la inexperiencia, a intentar hacer cosas que no se podían. Seguro también a la desorganización, a no saber entender…
Pero hay muchas otras propuestas, por suerte muchas más, en las que nos habéis dado la oportunidad de participar y hemos podido ver cómo salían adelante. El protagonismo, obviamente, no es del intermediario financiero, que sólo mueve los recursos, sino de quienes sacan los proyectos adelante en el día a día.
Por eso queremos dar las gracias por la confianza que habéis depositado en nosotras y nosotros quienes os habéis acercado con vuestros recursos para canalizarlos de una forma alternativa, o con vuestros proyectos para recibir esos recursos. Hemos intentando estorbar lo menos posible entre personas y proyectos.
A continuación veréis en qué se ha plasmado todo ello, en función de diferentes criterios de clasificación: sectores de intervención, forma jurídica, lugar geográfico o tipo de operación, así como el proceso seguido para llevarlo a cabo: aplicación de nuestros principios y evaluación ético-social. No pueden estar todos los proyectos, pero sí una muestra significativa, que permita entender qué hacemos y, sobre todo, por qué.
No podemos terminar estas líneas sin recordar a Banca Popolare Etica, entidad de la que somos agentes en España, y sin la que nada de esto hubiera sido posible. Un agradecimiento a todas las personas que allí trabajan, y que se han tomado los proyectos propuestos por Fiare como si fueran propios, llevándolos adelante con todo el entusiasmo y profesionalidad posibles.

 El Valor Ético de Fiare

Fiare es una iniciativa de banca ética, en manos de la ciudadanía, que, con una clara vocación transformadora, aspira a ser un instrumento político eficaz en el ámbito de la intermediación financiera. Además, nos da la posibilidad de construir esa alternativa financiera desde las claves de nuestra participación y compromiso en el proyecto. Su núcleo ético está precisamente en la dimensión política y social que propone en su modelo de construcción y crecimiento; en la manera en la que se articulan todas sus estructuras para ponerse al servicio de ese fin. Más allá de las posibles comparaciones que podríamos hacer de Fiare con otras iniciativas, merece la pena concedernos una oportunidad en estas páginas para recordar, tras cinco años de andadura, el valor ético de Fiare y recordarnos también lo que dicho valor ético nos exige cada día a las personas y organizaciones que formamos parte de este proyecto. ¿Cómo reconocer el “valor ético” del proyecto Fiare? Quizás convenga empezar recordando una cuestión sencilla: cuando hablamos del carácter ético de una organización, no nos estamos refiriendo a su moralidad, sino al modo en cómo construye su legitimidad. La “moralidad” implica un juicio y una evaluación sobre lo que una organización hace para ver si se ajusta a nuestra idea de lo que es “bueno”, o “justo”. Este terreno es movedizo. La legitimidad, en cambio, exige otros procesos distintos que se alejan de este tipo de valoraciones subjetivas. Se fija principalmente en la “calidad ética” de los resultados; es decir, en la capacidad de esas organizaciones para generar condiciones de justicia en su entorno. Fiare rescata la dimensión social de la intermediación financiera: capta ahorro para prestarlo, quitando el valor mercantil asociado a ese proceso; es decir, canaliza, a través del ahorro, solidaridad ciudadana para garantizar, a través del crédito, condiciones de equidad. Y esto último lo hace poniéndose al servicio de aquellas organizaciones que tienen percepción y capacidad para identificar cuáles son los contextos de injusticia estructural que hay que atender. Fiare, de esta manera, promueve mediante el crédito la posibilidad de desarrollo de determinados proyectos que tienen un claro valor transformador. Su valor ético está precisamente en el bien social y los derechos que protege y promueve mediante el crédito. Este es un criterio importante en esa tarea de identificar el valor ético de Fiare. Sin embargo, no es un criterio suficiente. Hace falta afinar un poco más. La capacidad de Fiare para ofrecer impactos socialmente positivos y con un claro alcance ético no implica automáticamente reconocer que eso le convierte de facto en una proyecto “ético”. Esos resultados tan solo confirman que las políticas que promueve están bien orientadas para favorecer en el ámbito de la intermediación financiera resultados con un impacto social positivo. No es poco ciertamente. Pero – como venimos diciendo- eso, por si solo, no dota a Fiare de una legitimidad basada en su valor ético.

PROCESO DE EVALUACIÓN ÉTICO-SOCIAL
Cristina de la Cruz
Coordinadora del
Documento completo en PDF

Casas rurales Navarra. Turismo rural. Agroturismo Mari Cruz
Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search